911 873 639  |  687 884 929

REJUVENECIMIENTO FACIAL

REFRESCA TU ROSTRO

1ª CITA GRATUITA

¡SIN COMPROMISO!

REJUVENECIMIENTO FACIAL

REFRESCA TU ROSTRO

"Botox y ácido hialurónico como armas fundamentales para el rejuvenecimiento facial y de la mirada. Sin baja laboral, resultados casi inmediatos pero sobretodo naturales. Que la mejora se note pero que no sepan decirte por qué."

Consejo Ignacio Genol

Nuestros tratamientos

Rejuvenecimiento facial natural

Un rostro fresco y armónico

Desarrollo de las técnicas más avanzadas de inyección para conseguir unos resultados sorprendentes sin cirugía.

antes y después blefaroplastia   tratamiento labios finos y secos   tratamiento ojeras y bolsas   tratamiento blefaroplastia química  tratamiento blefaroplastia química

Preguntas Frecuentes

El BOTOX es un preparado concentrado de una toxina obtenida de una bacteria que se llama clostridium botulinum.

Esta toxina sirve para impedir que los nervios transmitan el impulso nervioso a los músculos, consiguiéndose así un efecto relajante o paralizante. Con la inyección apropiada de dosis y localización de la toxina, relajamos la capacidad de contracción de los músculos y por tanto se suavizan y disimulan las arrugas.

Por tanto la toxina lo que hace es impedir que se formen arrugas cuando uno gesticula, pero no sirve para rellenar huecos o depresiones en el rostro como pudieran ser las ojeras.

Desde el 2002 solo en Estados Unidos se han realizado más de 11 millones de tratamientos y hoy por hoy es el tratamiento médico estrella en cualquier centro de rejuvenecimiento facial.

Es el único tratamiento autorizado para reducir las líneas de expresión alrededor de los ojos, fundamentalmente en las patas de gallo, la frente y el entrecejo.

Es fundamental consultar con un especialista. Cada caso tiene sus pequeñas particularidades y no a todo el mundo se le hace el mismo tratamiento.

A nivel facial la toxina botulínica se usa básicamente para suavizar las arrugas de expresión, mientras que el ácido hialurónico sirve para rellenar “huecos” en el rostro que han ido apareciendo con el paso de los años (como por ejemplo las ojeras).

En ocasiones combinamos ambas opciones para obtener un mejor resultado. Las patas de gallo y las arrugas de la frente se solucionan con Bótox fundamentalmente, en cambio las ojeras o los surcos que van de la nariz a la boca se tratan mejor con ácido hialurónico.

Dependerá de cuantas zonas de tu rostro pretendas mejorar, pero como norma general el tratamiento ronda los 350 euros.

No es un tratamiento doloroso si se hace de forma cuidadosa y con mimo.

Antesdel procedimiento aplicamos sobre la piel una pomada que lleva agentes anestésicos que minimizarán las molestias del tratamiento.

Tras el tratamiento, la zona tratada no se verá ni hinchada ni morada ni se notará dolorida gracias a la aplicación de máscaras de frío que solemos poner sobre el rostro del paciente durante 5-10 minutos.

Cada área de nuestro rostro tendrá unas necesidades distintas. Por ejemplo en las patas de gallo basta con 3 inyecciones (y a veces solo 2), mientras que en el entrecejo suelen necesitarse 5 (aunque a veces bastan 3-4).

Para elevar la cola de la ceja basta con poner una sola inyección mientras que para suavizar las arrugas de la frente pueden ser necesarias hasta 10 inyecciones.

Lo importante no es el número de inyecciones que se hagan, si no que al realizarlas ninguna de ellas sea molesta y el paciente recuerde su tratamiento como una experiencia para nada traumática y confortable.

El efecto relajante de la musculatura y por tanto el suavizado de las arrugas comenzará ya a ser notable en las primeras 24-48 horas.

Progresivamente se irá consiguiendo un mayor efecto dentro de la primera semana, de modo que el efecto máximo suele observarse a los 7-10 días después del procedimiento.

Para esta pregunta no hay una respuesta exacta. Depende de muchos factores entre otros de la cantidad de veces que uno haya recibido el tratamiento previamente (a más tratamientos previos más se reduce la duración del efecto) o la dosis empleada.

Como cifra orientativa, en general podríamos decir que dura 3 meses. El efecto desaparece paulatinamente y de forma muy suave.

Cada caso tiene sus particularidades que nos harán pensar cuánto va a prolongarse el efecto de la toxina en la región tratada.

No.

El tratamiento es rápido y recomendamos a nuestros pacientes que continúen con sus actividades cotidianas de forma normal.

La única recomendación importante es que el paciente no debe frotarse la zona tratada para evitar que el Bótox se desplace a otras zonas alrededor de la región que nos interesa mejorar.

Notar una leve hinchazón o enrojecimiento de la zona tratada, justo tras el tratamiento.

Puede aparecer algún pequeño hematoma en alguna de las zonas tratadas; evite la exposición solar si esto sucede. Al día siguiente puede aplicarse algún corrector de maquillaje.

Algunos pacientes notan cierta pesadez en la zona tratada, que va mejorando en pocos días, o leve dolor de cabeza, especialmente el primer o segundo día.

El objetivo es que las arrugas se minimicen pero que no se limite la capacidad de gesticular.

Es el tratamiento facial más extendido a nivel mundial y eso es debido a que bien aplicado, se consiguen resultados muy naturales.

Solicita tu cita on-line

Reserva hora de forma cómoda y rápida