Mesopen: un tratamiento novedoso

lift_meso_mesopen_2

Mesopen es un tipo de mesoterapia cuyos resultados son equiparables a la mesoterapia de inyecciones de ácido hialuróncio, colágeno, vitaminas y Bótox para rejuvenecer el rostro.

Este tratamiento ofrece los beneficios de la mesoterapia tradicional, en forma de infiltración en la dermis de vitaminas, ácido hialurónico y demás elementos conocidos, ofrece una hidratación en profundidad de la piel y con lleva menos riesgos.

¿Cómo funciona Mesopen?

Mesopen (Meso de mesoterapia y pen de bolígrafo) es un dispositivo de multipunción con un cabezal estéril y desechable con 12 microagujas. Su longitud se ajusta entre 0,25 a 2mm, dependiendo de la profundidad del tratamiento deseado. Estas microgujas se mueven a una velocidad muy elevada, llegando a realizarse miles de micropunciones en un único y simple tratamiento sin que el paciente reciba ninguna sensación de dolor o pinchazo.

El procedimiento es muy sencillo, lo primero que hay que hacer, como en cualquier tratamiento es una limpieza y desinfección adecuada de la piel donde se va a realizar el tratamiento. Una vez que el médico estético haya decidido que tratamiento es el adecuado, se desliza el mesopen sobre la piel masajeando la zona.

Las micropunciones realizadas previamente facilitan la penetración en la piel del tratamiento aplicado, hidratando y nutriendo la piel en profundidad.

Sobre el tratamiento…

El tratamiento es personal para cada paciente,  por ello, dependiendo de las necesidades será el propio doctor quien recomiende unos activos u otros. Los más habituales son el ácido hialurónico, que hidrata la piel,  la vitamina C que es antioxidante,  el piruvato por la introducción de colágeno.

Se trata de un tratamiento con una duración aproximada de 30 minutos. Al finalizar, la sensación que queda es de una agradable tirantez en la piel, pero nunca de dolor. Cada paciente necesita un número de sesiones diferente. Aunque los resultados ya son apreciables tras la primera sesión, lo habitual es realizar de dos a tres sesiones espaciadas entre una y tres semanas para lograr conseguir unos resultados óptimos.

Después de aplicar el tratamiento, se puede recuperar la normalidad en la vida del paciente. Es muy poco probable que aparezcan hematomas, aunque siempre hay que contar con un cierto grado de enrojecimiento en la piel. Sin embargo, éste habrá desaparecido al día siguiente.