Relleno de labios con ácido hialurónico

Aumento de labios

El paso del tiempo, las agresiones físicas y la propia genética contribuyen a unos labios finos, secos y deshidratados. Cuando nos encontramos con este problema podemos acudir al relleno de labios con ácido hialurónico, ya que la textura de los labios se vuelve mucho más tersa.

El ácido hialurónico permanece de manera natural en nuestro organismo, es una sustancia natural, es bio-compatible, no genera efectos negativos y es un tratamiento que no requiere cirugía.

¿En qué consiste el relleno con ácido hialurónico?

El relleno de labios es un procedimiento cosmético no invasivo, su aplicación es muy segura  y sus efectos secundarios muy infrecuentes y fácilmente reversibles. No precisa de reposo médico y puedes retomar tu vida diaria al salir de la consulta.

Lo ideal para que el relleno quede lo más natural posible es respetar la forma, el delineado, el tono y el volumen previo del labio, intentando no modificarlo ni aumentarlo. Ten en cuenta que cada persona tiene una forma y tamaño determinados y para que el resultado sea natural este tiene ser fiel a la forma original.

Resultados temporales

Para obtener los resultados esperados lo ideal son dos sesiones al año. Se trata de un procedimiento no permanente, el efecto de alisado e hidratado en los labios es temporal y puede durar de 6 meses a un año dependiendo de la metabolización de nuestro organismo.

No te preocupes sí el resultado no es el esperado, gracias a la hialuronidasa, una enzima que degrada la sustancia de relleno y permite que el organismo la reabsorba.

El relleno se realiza en la consulta del especialista mediante un proceso que tiene una duración de unos 20 minutos. El tratamiento es prácticamente indoloro para el paciente ya que los nuevos ácidos hialurónicos suelen llevar incluidos un anestésico local, como la lidocaína.

Una vez que el relleno ha sido introducido en el labio del paciente, se recomienda la aplicación de compresas frías para minimizar la posible inflamación. Los resultados son inmediatos, y una vez que la posible inflamación desaparezca el paciente ya puede ver el resultado final.

Y recuerda, tras el tratamiento evita:

  • Exponerte al sol directo
  • Morderte ni tocar los labios
  • Movimientos excesivos o bruscos