Rejuvenecer la piel con resurfacing láser con CO2

rejuvenecimiento-facial-co2

Muchas son las técnicas que existen hoy en día para rejuvenecer la piel.  Se ha tratado ya en profundidad el tema del Botox, ácido hialurónico, mesoterapia… Sin embargo, un revolucionario método del que poco se habla merece ser tratado y dado a conocer. Hablamos del resurfacing con láser CO2.

Esta novedosa técnica de rejuvenecimiento de la piel mediante laser CO2, es un procedimiento que permite corregir arrugas faciales, cerrar poros que estén dilatados y atenuar los demás signos de la piel que muestran cierto desgastamiento.

Tiene un objetivo muy específico y claro, y es devolver a la piel la calidad que le corresponde, mejorando su textura y luminosidad. Se puede complementar con la blefaroplastia sin cirugía, para así poder mejorar tanto las bolsas como la piel de los párpados. Dependiento de las características del paciente, la aplicación del resurfacing con laser CO2 puede utilizarse para toda la superficie de la cara.

Método innovador: resurfacing con láser CO2

Se trata de una técnica muy innovadora, que aplica laser para conseguir los resultados deseados. La aplicación del láser en la cirugía es uno de los avances quirúrgicos que más impacto ha tenido (y tiene). Debido a la gran precisión que tienen estos instrumentos, se permite un control absoluto de todo el proceso de la exfoliación cutánea y cuenta con una gran eficacia, así pues, los resultados serán óptimos.

Aplicación del láser

El láser se aplica en la superficie de la piel, lo que permite que la luz del láser invada de forma controlada y homogénea, a una profundidad muy exacta y segura. La luz del láser “ataca” exactamente la capa de piel que interesa, así pues el calor que genera colabora en la formación de un nuevo colágeno en la zona a tratar.

Así pues, se consigue un aspecto luminoso en la piel ya que esta se regenera. Este proceso de formación de colágeno se mantiene durante mucho tiempo (varios meses), así el resultado sigue mejorando conforme el tiempo pasa.

Como actúa el tratamiento de resurfacing con láser CO2

Es un tratamiento que permite combatir tanto las arrugas más finas como las que son más profundas. El tratamiento sobre una arruga más fina o profunda dependerá de la intensidad con la que se realice el resurfacing. Por lo tanto, como parece lógico, cuanta más profundidad tenga la arruga, mayor profundidad e intensidad se deberá aplicar. El tiempo de recuperación es equitativo a la intensidad y profundidad del láser, es decir, cuanto más profundo, más tiempo de recuperación.

Si tratamos el tema de las sesiones, lo normal es que se necesiten entre 1 y 3 sesiones, espaciadas entre 3 y 6 meses. Este intervalo establecido tiene como objetivo el de obtener la máxima eficacia en cada sesión, aprovechando sus efectos al máximo. Cada sesión tiene una duración media entre 15 y 30 minutos. Dependerá siempre de lo extensa que sea la zona la cual se tratará.

Debido a que el sol puede provocar que la piel adquiera una coloración algo oscura, este tratamiento se realiza en meses donde el sol no esté tan “presente”. Lo más recomendable es a partir del mes de octubre.