Liposucción: antes, durante y después

liposuccion-caderas

La liposucción es una de las cirugías estéticas más demandadas en los últimos años ya que es un procedimiento que permite eliminar la grasa persistente en áreas específicas como piernas, brazos, muslos, espalda o estómago.

A continuación te explicamos qué puedes hacer antes y después de una intervención de liposucción para que puedas obtener los mejores resultados tras la cirugía:

Antes de la liposucción

Lo primero que te recomendamos es que te informes bien sobre el procedimiento, pregunta a tu cirujano todas las dudas que te surjan y todo aquello que te preocupe. Es muy importante tener claro a qué tipo de cirugía te vas a someter, qué cosas debes hacer y sobre todo que no debes hacer.

Escucha al cirujano, nadie mejor que el para darte consejos y darte las instrucciones postoperatorias. Una liposucción, es en general, una cirugía con una recuperación relativamente rápida, y siempre con el beneplácito del médico podrás comenzar a dar pequeños paseos para reducir el riesgo de que se formen coágulos sanguíneos.

Es muy posible que puedas volver a trabajar pasados unos días tras la intervención, haciendo vida tranquila con ejercicio moderado en aproximadamente dos semanas. No obstante es necesario esperar al menos un mes y medio para poder hacer ejercicio intenso, levantar objetos pesados o realizar ciertas maniobras.

El cirujano te recomendará que uses fajas o prendas de compresión para poder minimizar la hinchazón tras la cirugía y ayudar a la curación de la piel, así como información sobre qué esperar durante la recuperación dependiendo del tipo de lipo al que te hayas sometido y te guiará sobre sobre cómo mantener los resultados de la intervención.

La liposucción no es una cirugía para perder peso, por lo que hay que mantener un estilo de vida saludable, comiendo sano y haciendo ejercicio regularmente.

¿Qué esperar durante la liposucción?

Durante la liposucción el cirujano usará una pequeña cánula de unos 4 o 5 milímetros a través de la capa de grasa adormecida. Esta cánula está conectada a un mecanismo de succión que es el encargado de ir extrayendo la grasa poco a poco. Durante el procedimiento, aunque estarás anestesiad@, podrás sentir un poco de  presión y las vibraciones  de la cánula.

Dependiendo del tipo de liposucción, la cirugía se hará bajo anestesia general o anestesia local y sedación.

Los resultados no son inmediatos, no esperes verlos tras la cirugía, es normal que las áreas tratadas se inflamen de dos a cinco semanas y luego la hinchazón vaya disminuyendo gradualmente.

Los resultados finales empezarás a verlos pasados unos dos meses aunque las mejoras pueden seguir produciéndose hasta 6 meses tras la intervención.

Modificaciones en el estilo de vida que se harán después de la cirugía

  • Estilo de vida saludable: alimentación variada, rica en frutas, verduras y proteínas magras. Limitar el consumo de alimentos azucarados, procesados y no abusar de los carbohidratos.
  • Ejercicio regular ligero: escaleras en vez de ascensor, paseos y rutinas para mantener el peso. Será más fácil si adoptas ese estilo de vida antes de la cirugía y lo mantienes ya de por vida.