6 dudas frecuentes sobre el Bótox

preguntas-frecuentes

La toxina botulínica, más conocida como bótox es en realidad la toxina que produce el botulismo. En fines médicos y estéticos se aprovecha la capacidad que tiene esta toxina para producir parálisis muscular para tratar ciertas enfermedades neurológicas y como tratamiento estético para atenuar las arrugas y líneas de expresión.

¿En qué consiste el tratamiento conocido como Bótox?

La toxina botulínica se infiltra en la piel gracias a una aguja extrafina en los músculos del entrecejo, la frente, las comisuras de los labios o el contorno de los ojos, que impide su relajación e inhibiendo el movimiento del mismo. Por lo tanto, el bótox lo que hace es frenar la progresión de las arrugas, relajando los músculos que son los responsables de la expresión

¿En qué zonas se puede aplicar?

El uso más común del bótox se efectúa en los músculos faciales dedel entrecejo, la frente, las comisuras de los labios o el contorno de los ojos.

¿Resultados definitivos?

Los resultados no son definitivos. Lo habitual es ir repitiendo el tratamiento cada seis meses y así la toxina actuará a largo plazo.  De esta manera, se «educa» al músculo para que contraiga con menos fuerza y se suavicen así las arrugas.

¿Cuánto tarda en verse los efectos?

Normalmente los efectos empiezan a notarse aproximadamente a las 48 horas de la infiltración. Su efecto se puede notar de forma más clara a la semana de su implantación

¿Implica riesgos?

El Bótox es uno de los tratamientos más seguros de la medicina estética. Lleva aplicándose más de 20 años y su bajo perfil de complicaciones lo ha convertido en el tratamiento más realizado del mundo.

¿A partir de qué edad se puede utilizar Botox?

No hay una edad establecida para empezar el tratamiento con Bótox, pero se recomienda empezar  a partir de los 30 años. La indicación y el uso de la toxina botulínica dependerá de cada individuo, su piel y de la facilidad que tenga para generar arrugas. Su uso puede hacerse con intención preventiva, con menor cantidad, para así su resultado sea más natural y las marcas de expresión tarden más en aparecer.